Naroa

Simplemente otro Blog WordPress

porqué hay que llorar cuando uno esta triste

Enero25

Querida Naroa,

“Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman.”

Otra vez estoy aquí contandote cosas raras. Muchas veces en esta vida tendrás ganas de llorar, y muchas veces reprimirás este sentimiento. En este mundo, cuando las cosas que nos pasan son tristes, feas o dolorosas, tendemos a esconderlas, a taparlas con cortinas de humo…muchas veces te digo que si tienes ganas de llorar porque estas triste que llores, que yo estaré ahí para

1194446242_f

consolarte. Pero, y aunque te suene raro, consolarte no es decirte que pares de llorar, qué no estas sola…consolarte es “acompañarte” en ese momento, que puede ser solo tuyo y dejarte llorar, sin decir nada, solo dandote mi presencia.

“(…) Pero cuando los sentimientos finalmente se expresan te hacen llorar, es simplemente eso.”

John Lennon

No sé que pasa cuando uno llora (físicamente hablando, los médicos o estudiosos igual te lo dicen) , pero si te puedo decir que puede pasar cuando uno reprime sus ganas de llorar por mucho tiempo. Uno se enferma y se apaga poco a poco, (y te lo digo por experiencia propia). Y eso es algo por lo que merece la pena no dejar de lado ninguno de nuestros sentimientos. Cuando hay que reir, reir, cuando hay que llorar, llorar. Hay un tiempo para cada cosa, y ninguna es mejor que la otra. Cuando uno está consciente de lo que le ocurre, cuando uno libera sus miedos, y los contempla en su vida, “le mira a los ojos”, todo es más fácil. Y llorar cuando uno siente ganas de llorar es liberador. Otra cosa es “recrearte” en ese sentimiento y no avanzar. Es bueno sentirse triste, es bueno sentirse alegre, enfadada, ansiosa, atemorizada…reconocer nuestros sentimientos, nos ayuda a convivir con ellos y darles su espacio, y encontrar el camino para superarlo. Es bueno exteriorizar lo que somos, lo que sentimos.

Así, que aunque alguna vez me oigas decirte “no llores mi niña que estoy aquí”, no hagas caso a mis palabras, son las que nos han repetido a lo largo de los años, a mí antes que a tí, a mis abuelos antes que a mis padres, y a los bisabuelos antes que los abuelos…y así hasta el principio de los tiempos. En realidad quiero decir “llora mi niña, que estoy presente”, y sin hablar notarás mi presencia, porque en estos momentos sobran las palabras, deja fluir tus lágrimas, que estoy presente.

Musu haundi neskatxo maitia…

www.hoy.com.do/salud/2007/3/2/228428/Llorar-es-bueno-para-la-salud

posted under Cartas de una madre

Comments are closed.